main

Servicios profesionales

Consejos para traducir una página web sin errores

May 15, 2019 — by Usalo

Tener un negocio hoy en día, sin importar su tamaño, requiere que se tenga algún tipo de presencia en internet, contando con una página donde todos los clientes potenciales o recurrentes puedan observar los productos, contar con los servicios y la atención que necesitan, siendo esto clave para el éxito.

Al hablar de crecimiento y expansión de un negocio, se comienzan a vislumbrar las posibilidades de internacionalización, lo cual puede tener como inconveniente principal el cambio de idioma. Sin embargo, a nivel de páginas web, esto no tiene que ser un problema, ya que existen algunos consejos que puedes llevar a cabo para traducir tu plataforma de manera segura y sin errores.

En general, son muchas las páginas web de empresas que cuentan con la opción de cambio de idioma en su menú, como forma de ayudar al usuario a traducir la web y hacerla mucho más accesible. No obstante, al dirigirte a una de estas plataformas y tomarte el tiempo de cambiar el idioma, podrás darte cuenta que, en la traducción, pueden existir errores y hasta parte de la información que no se ha traducido correctamente.

Esto es una clara desventaja, puesto que los usuarios no contarán con la información oportuna y segura que espera obtener, sino que será una mala traducción e información incompleta, haciendo que decidan abandonar el servicio y buscar otras opciones mejores.

Sin duda, este factor es uno de los que más daño puede llegar a hacerte, por lo que es indispensable traducir una web de la manera correcta. Para lograrlo, te recomendamos que te decantes por el uso de profesionales en el área que puedan realizar un trabajo limpio y sin inconvenientes, permitiéndote mantener una plataforma multilingüística sin fallos.

Su servicio debe ser especializado, contando con una supervisión precisa y determinante a la hora de darle los últimos toques a la web. Ten presente que mientras mejor sea la traducción, más clientes confiarán en tu servicio, por lo que ésta, será sólo una pequeña inversión a futuro.

Consejos para una traducción exitosa

Aún cuando contrates a un profesional para hacer el trabajo de traducción, todavía te quedarán cosas por hacer, por lo que te daremos algunos consejos para lograr que tu traducción sea la mejor y sin errores.

Crea un mapa de tu web

Tomate el tiempo de crear un mapa del sitio web que quieras traducir. Integra todo el contenido y las opciones, así como los contenidos que forman parte de la misma. Puedes hacer esto en una hoja de papel, estableciendo hacia qué lugares va cada clic o utilizando alguna herramienta digital que sirva para ello.

De esta manera, evitarás que puedas dejar algo fuera en el momento de hacer la traducción, reduciendo la posibilidad de que exista algún error en la web a causa de la traducción.

Además, esto también te facilitará pedir un presupuesto y planificar el proceso de traducción sin olvidarte de ningún detalle. Mejorarás la imagen de tu página e impedirás que pueda sufrir penalizaciones SEO sin necesidad.

Encárgate de seleccionar y extraer

Ahora que ya tienes contigo el mapa de tu web, sabrás exactamente cuáles son los archivos que deberás seleccionar y extraer para la traducción. Una buena forma de hacerlo, sólo si tu página es nueva o con poco contenido, es copiar la información en distintos apartados de Word, arreglando toda la información en carpetas y documentos separados para una mejor visualización.

Sin embargo, en el caso de webs con mucha información, lo mejor es que le pidas a tu diseñador o administrador del sitio que descargue todo el contenido por medio del servidor FTP, tardará mucho menos tiempo y tendrás toda la información que necesites.

Es importante que no olvides ningún detalle, considerando desde las imágenes, los banners y mensajes automáticos, hasta obtener incluso, las traducciones de texto de los avisos legales. Recuerda que tu web debe ser navegable como si estuviera en su idioma original, aunque si no quieres traducirlo todo, puedes elegir qué parte del contenido cambiar de idioma y qué parte dejar justo como está.

En este punto, para evitar errores, puedes crear una página de aviso que facilite que los usuarios distingan entre la información que se encuentra disponible en su idioma y la que aún no ha sido traducida.

Información en formato cómodo

Otro aspecto que debes tener presente, es que debes entregar la información en un formato cómodo para su traducción. De esta manera, el traductor que contrates para el trabajo, podrá hacerlo sin inconvenientes.

Los formatos ideales son HTML, Word, Excel o archivos de texto que sean editables. Por otro lado, no se recomiendan formatos como PDF, archivos de imágenes o que utilicen powerpoint.

En el mismo orden de ideas, es importante que antes de hacer el envío de la información al traductor, utilices alguna herramienta web que te permita establecer dónde tienes duplicados de la información, así no tendrás que realizar un pago por la traducción de la misma información varias veces.

Selecciona y prueba al traductor en cuestión, antes de hacer el encargo total

Es indispensable que para reducir el índice de errores en tu web, cuentes con un traductor que pueda hacer el trabajo de manera adecuada. Por ello, es necesario que pruebes sus servicios antes de decidirte a realizar el contrato global por toda la traducción.

Una vez demostrado su profesionalismo, podrás encargarle el proyecto, sin problemas ni inseguridades.

Diseña un calendario de entregas

Contar con un calendario de entregas, es la mejor manera de que tengas la información de forma progresiva y puedas revisar posibles errores o cosas que no te gusten.

A pesar de ello, es fundamental que no aprietes demasiado los plazos, ya que una buena traducción puede llevar su tiempo. Es por ello que te resultará mejor darle espacio al traductor antes que arriesgarte a que cometa errores que puedan ser determinantes en la imagen de tu empresa.

Por último, es necesario que te encuentres disponible para el traductor, puesto que puede necesitar tu ayuda en términos contextuales. Brinda tu apoyo para que el trabajo salga lo mejor posible y puedas tener la página web que merecen tus clientes.