En 1996 podías crear una página web

El 8 de abril de 2018




En 1996 podías crear una página web y dejar que tus ojos te dijeran si las cosas estaban bien. En aquel entonces, el resultado parecía similar al original en papel, con la relativa certeza de que los visualizadores presentarían en forma correcta lo que acababas de diseñar.
Las cosas han cambiado. Los consumidores de contenido tienen otras ideas. Sus expectativas se basan en todas las páginas que compiten por captar su atención. Los visualizadores actuales deben reconocer una serie de normas para la web, especificaciones y tecnologías representadas por acrónimos que forman una sopa de letras: ASX, CSS2, JSP, SOAP, VRML, XHTML, XML.
Los pioneros de Internet adivinaron el futuro, y en 1994 crearon el World Wide Web Consortium (W3C) en un esfuerzo por garantizar la operatividad entre los componentes de la web. Pero no fue sino hasta hace poco que el árbol que plantaron empezó a dar frutos, ya que la organización enfrentó numerosos problemas.
Ninguna compañía o entidad es la única responsable pero, en forma justa o no, Microsoft ha cargado con la culpa. La participación en el mercado de 80 a 90 por ciento que IE6 ha tenido durante años, lo convierte en el estándar por excelencia. En lugar de apegarse a normas establecidas por un organismo como el W3C, los diseñadores
y desarrolladores han tenido que crear páginas que es posible ejecutar en IE6. Oficialmente, Microsoft apoyaba al W3C, pero el código de la compañía presentaba obstáculos constantes.
Cualquiera que sea la causa de la complejidad y los conflictos, quienes se dedican a crear sitios y visualizadores deben imaginar por qué una página en particular no se abre en forma correcta. A menudo, la falla no está en el visualizador sino en el diseño de la página, el código, o el cumplimiento con las especificaciones.
Los días de los inicios de Internet han dado lugar a una frontera sin leyes. Pero el progreso sometió al indómito Oeste, y es probable que haga lo mismo con la web. El equipo de Microsoft encargado de la creación de Expression Web, el producto de diseño y desarrollo de páginas que está programado para reemplazar al FrontPage, tiene un blog. En una publicación reciente del líder del equipo, Erik Saltwell, la palabra estándares aparece en siete ocasiones. Es probable que al fin todos esos visualiza-dores competidores y componentes de la web logren alinearse y seguir la misma vía.





Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Saber más.