Preparar sandwich con queso cheddar

El 18 de noviembre de 2017




Hay recetas que tienen una función dual y se prestan para ser una comida completa o un simple tentempié. Hoy te hablaremos de los emparedados y una de las formas más populares para preparar uno: un emparedado con queso cheddar.

Sin embargo, primero te queremos contar un dato muy curioso sobre esta receta y es que su origen no se limita a la contemporaneidad, sino a varios siglos en el pasado. Fue en el siglo XVIII, cuando el conde inglés John Montagu se convierte en la causa de este sandwich.

Si bien es cierto que este acaudalado aristócrata inglés no fue el creador de este plato, también es verdad que sus exigencias alimenticias fue lo que dio paso para que sus sirvientes prepararan un “bocadillo” que calmara su hambre y además resultará delicioso y podrás disfrutar de tu cocina.

Con el tiempo el emparedado ha acogido mayor popularidad y en nuestros días es un plato demandado a cualquier hora del día.

El mejor emparedado

Para nadie es un secreto que todo emparedado esconde en su interior un festival de deliciosos sabores, también es verdad que hay un ingrediente que nunca falta en su preparación: el queso cheddar. Es por ello que hoy te contamos cómo preparar un emparedado con este delicioso ingrediente que deleitará tu paladar y calmará tu apetito.

Los ingredientes que necesitarás son:

  • Queso cheddar
  • Pan deli
  • Salsa para emparedados o aquella crema untable que más te guste.
  • Lechuga
  • Tomate
  • Roast Beet o Rosbif

Una sencilla preparación

Si ya reuniste todos los ingredientes, lo único que queda por hacer es comenzar a preparar este delicioso emparedado de queso cheddar.

  • Lava la lechuga con agua y vinagre.
  • Corta la lechuga en pequeños trozos.
  • Lava muy bien el tomate y córtalo en finas rodajas.
  • Abre el pan deli por la mitad y úntalo por ambas caras de la salsa para emparedados o la crema untable que previamente has seleccionado.
  • Ahora coloca una cama de lechuga.
  • Posteriormente, coloca el tomate.
  • Rellena el pan deli con el Roast Beet.
  • Finalmente, coloca las ruedas de queso cheddar.
  • Lleva al horno por 5 minutos a 250 grados centígrados.
  • Saca del horno y deleita tu paladar con la explosión de sabores que genera la mezcla de estos ingredientes.

Un punto a tener en cuenta es que las cantidades de cada ingrediente dependerán de tus gustos y preferencias al momento de comer. Esta es la guía, pero en tus manos está el toque final.

Otras recetas interesantes





Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Saber más.